Las palabras se quedan cortas

Como dice la canción “Las palabras se quedan cortas para decir todo lo que siento”.

Lo primero que siento es gratitud. A todos los voluntari@s, amig@s ya, que durante estos días (no uno ni dos) se han esforzado al máximo por ayudarme con mi actividad, el taller de ganchillo: GRACIAS. Al contrario de lo que pensaban “It is very easy”, “very easy” realmente no lo es, y sin embargo ell@s han sido capaces de superar la frustración inicial y de ayudarme a transmitir su entusiasmo y capacidad de superación a l@s chic@s: que grandes sois. Como decía Goyi, a quien también quiero dar las gracias por preparar conmigo la actividad desde España (ella también la hizo en Brasil), Todos estamos unidos por lazos que se tejen de una manera sutil, casi invisible, pero duraderos y fuertes y habéis demostrado que sabéis tejer de muchas formas.

Además estoy encantada de haber compartido la actividad, por un lado con Vero y María, dos grandes tejedoras que hicieron un taller de reciclaje genial, y por el otro con el taller de conversación con los chicos, que nos permitió a todos los voluntarios seguir tejiendo lazos, cada vez más fuertes, con cada uno de nuestros alumnos, incluidos los “amigos secretos”.

Pero sobre todo lo que estoy es feliz. Feliz de formar parte de este proyecto y de haber conocido a tantas personas tan maravillosa y haber tejido con ell@s multitud de lazos. Un abrazo enorme para tod@s.

Para quien quiera seguir tejiendo, os dejo los tutoriales de la actividad en español

Tambien en ingles

Y para l@s mas animad@s, el del pulpito solidario para bebés prematuros

 

Deja un comentario